vinilos-comprobar-la-pared-antes-metodo

Comprobar la pared antes de instalar un vinilo

El adhesivo de los vinilos ha de estar en contacto con la superficie. Éstas deben de estar lisas, limpias, no porosas, sin restos de ceras o grasas, y que no desprendan partículas. En paredes secas. 

Por ejemplo, una pared limpia pintada con pintura plástica sería una superficie correcta.

Para comprobar si su pared es apta, debemos tomar un rollo de cinta de papel adhesiva (cinta de pintor). Partiremos al menos 6 piezas de unos 10 cm de longitud y las pegaremos distribuidas por el lugar donde queremos instalar el vinilo. Una vez pegadas, esperaremos 24 horas, y las retiraremos.

Si al retirarlas parte de la pintura se desprende y se queda en la cinta, significará que la pintura no está adherida correctamente a la superficie.

Si al retirarlas, sin embargo, se desprenden con demasiada facilidad, significará que la superficie es porosa, y que la instalación del vinilo puede resultar algo más compleja de lo habitual.

Rogamos que para realizar las pruebas utilicen cinta de pintor de marcas reconocidas, ya que las marcas blancas a menudo, no tienen ni siquiera el poder de adherencia mínimo, con lo que los resultados de ésta prueba, serían siempre negativos.

Tenga en cuenta que para que se produzca la reacción de adherencia, el adhesivo ha de estar en contacto con la pared. En superficies rugosas, podrá aplicar calor al vinilo, como por ejemplo , con un secador de pelo, para conseguir que se adapte a las rugosidades y tomen contacto ambos elementos.